Norma Montenegro: Pasión por el teatro


Se largó la temporada de teatro en Buenos Aires y que mejor que hablar del tema con Norma Montenegro, alma mater del hermoso Teatro del Abasto. Luchadora por los derechos de las salas independientes, Montenegro habla de todo con ECDL

– ¿Cómo y cuando surge el Teatro Del Abasto?

-A principios del 2001, cuando el cierre del Bajo Corrientes era inevitable (el dueño vendía la propiedad) nos pusimos a buscar otro lugar y Sergio (mi pareja) encontró este galpón que ya había sido un teatro. Le preguntamos a Pepe Uría (maravilloso escenógrafo y vestuarista, además de un gran amigo) si lo veía con posibilidades de refacción y nos dijo que era perfecto. El creó el estilo que tiene la sala, con este color verde tan y particular por la que hoy ya es un faro en la zona del Abasto. “En el teatro verde” o “A dos cuadras del teatro verde” son frases que escuchás todo el tiempo por el barrio.

 La fecha de inauguración estaba prevista para diciembre de 2001. Obviamente terminamos inaugurando en mayo de 2002. Siempre me acuerdo que dijimos, los equipos de iluminación los compramos a último momento así no se estropean durante los arreglos edilicios. De la noche a la mañana pasaron a costar 3 o 4 veces su valor!!!

El 20 de mayo cumplía 2 añitos mi hijo Franco (quien había ayudado a pintar una pared con sus manitos) y decidí inaugurar el 21. Así festejaríamos siempre de continuo los respectivos cumpleaños.

– ¿Y tu pasión por el teatro?

– Mi primer acercamiento al arte viene con la danza, fui bailarina y coreógrafa. Mi hermano Daniel comenzó a estudiar teatro a sus treinta y tantos (nos llevamos 10) con Villanueva Cosse y lo fuí a ver a su primer muestra. Hacía “Los fusiles de la madre Carrá” y fue descubrir todo un mundo. Comencé a estudiar con Villa yo también, después con Augusto Fernandez; pero Agustín Alezzo (en los muchos seminarios para profesionales que tomé con el) me partió la cabeza y es a quien considero “mi maestro”. No sólo en la formación sino en el amor por la profesión.

¿Cómo se realiza la selección de las obras del teatro?

– La metodología es mas o menos así: veo carpetas de proyectos, si lo que leo me interesa charlo con el director, si el director me interesa veo un ensayo y ahí decido. Pero no hay una regla, programo el teatro que me gusta ver. A veces compro una propuesta desde la idea, como cuando Ciro Zorzoli me contó que tenía en proceso “Ars higiénica”, o Marcelo Mininno me contó su idea de “Lote 77”. 

Recuerdo que le pregunté “¿Cuando estrenamos? Porque si no la estrenás acá te mato”. Otro ejemplo es “Harina”. Román Podolsky (con quien ya había trabajado antes) y Carolina Tejeda me la contaron una tarde cafecito de por medio y me enamoraron. Es simplemente eso, el teatro que me gusta ver.

-Si Norma Montenegro tiene que llenar un formulario y dice «Profesión», ¿qué pone?

– Directora Artística – Gestora Cultural

-Se habla que hay un boom del teatro independiente. ¿Crees que es asi?

-El boom comenzó cuando logramos la Ley Nacional de Teatro (aramos dijo el mosquito, los actores lucharon casi 35 años para lograrla) y se creó el INT primero y PROTEATRO después. Desde entonces se multiplicaron los grupos y las salas, y lo siguen haciendo

– ¿Hay más obras que público?

– Hay mas obras que salas, podría programar otra sala más con obras que me gustan pero ya no tienen lugar aquí. Estoy programando 2014.

Con respecto al público, las obras buenas funcionan. Acá mismo hubo y hay obras que se cansaron de llenar. Dos y tres temporadas, pero temporadas reales eh! de febrero a diciembre.  Absentha sin ir mas lejos, hace este año su cuarta temporada

– ¿Qué le faltaría al teatro independiente para dar un salto de popularidad? ¿O sería masividad el término?

– Depende que se entienda por popular o masivo. Las salas tienen un promedio de 80 butacas, eso es masividad? Yo no creo que le falte nada al teatro independiente para seguir siendo tal. Nosotros tenemos mucho público extranjero que viene a ver teatro a la zona del Abasto porque sabe que este es el polo teatral de la ciudad. No es que “vi luz y entré” sabe que el teatro que quiere ver está aquí. Sabe que tiene 22 salas en 8 cuadras a la redonda. No te olvides que el teatro que gira afuera es este. Zorzoli, Veronesse, Spregelbur, Tolcachir, Mininno, Acobino, Tantanian son directores de teatro independiente. Fijate si será reconocido (será ese ese término?) que el teatro comercial abreva aquí. ¿De dónde salieron Daulte o  Muscari ?

– Tengo entendido que el Teatro del Abasto no recibe subsidios. ¿Es por decisión propia? ¿A qué se debe?

– Es por decisión propia. No estoy de acuerdo con la manera de designar los subsidios a las salas, y no puedo aceptar dinero de un ente al que le critico la gestión al respecto. Es sentido común.

– Si te pregunto por la situación de Proteatro y del INT, ¿qué me decis?

– Al no recibir subsidios, no estoy tan al tanto del día al día. Pero te puedo decir que en el INT hay un grupo de personajes que rotan de silla en silla desde que se creó, hoy son representantes provinciales, mañana son jurados que eligen a… los representantes provinciales y así se eternizan  en los puestos. Habría que averiguar por qué. Hay algunos que ni antecedentes teatrales tienen. Definitivamente hay que perfeccionar la ley. Estoy con un grupo de teatristas que está trabajando ya en ello.

Con respecto a Proteatro escuché al Ministro Lombardi decir que el presupuesto de fué de $1.000.000 a $12.000.000.  Esto es cierto, la pregunta sería ¿llegó esaplata a Proteatro? ¿Cuándo? ¿Saben los directores cuándo disponen del dinero para otorgar los subsidios? Yo fuí directora de Proteatro. Es difícil conciliar la burocracia enquistada en la maquinaria de gobierno, con los tiempos y necesidades del sector. Hay que pelear mucho, no en este gobierno de la ciudad solamente, siempre fué igual. Con todos. Recuerdo que con Telerman en la secretaría de cultura en ese momento, se quitaron $200.000.- del presupuesto (en ese momento era un millon) Y no volvían, che. Que hoy, que mañana, que pasado, que el señor secretario está afuera, que hacienda no sé que cosa. Hicimos una conferencia de prensa aquí, en e Teatro del Abasto, y contamos que pasaba. Al día siguiente recibimos un tirón de orejas y… los $200.000.- Era un directorio combativo aquel ( no digo que este no lo sea), estábamos Ana María Casó, Ana Seoane, Susana Torres Molina entre otros. Mayoría de mujeres ahora que lo pienso.

Dos Normas, inaugurando el Teatro del Abasto
– ¿Se solucionó el vacío legal que había con muchas salas de teatro?

-El vació legal se solucionó cuando logramos la Ley en la ciudad después de trabajar mas de dos años en ella. Estábamos con Bartís, Schumacher, Pocho Mitchel, Bidonde entre otros, aprendiendo de arquitectura, codigos de edificación y no sé ya cuantas cosas que no tenían absolutamente nada que ver con el teatro. Dos años tratando de hacer entrar en las cabezas de los técnicos que en esta ciudad se muere tu tía, y hacemos de su casa un teatro. Que el público se sienta y mira, que los espacios mutan de forma permanentemente y que eso es lo que distingue a esta ciudad del resto del mundo. No hay ciudad que tenga 500 espectáculos en cartel a la semana. No la hay. Fué difícil.

Sigue habiendo problemas con la interpretación de la ley que hacen en algunos casos los inspectores actuantes. 

– ¿Hay voluntad política para solucionar los problemas que aquejan al teatro?

– No.

-Varios de los actores y actrices que salieron del teatro independiente, están obteniendo reconocimiento en televisión. ¿Te sorprendió esto?

– No, los productores vienen cada vez mas inteligentes che. Me sorprendía antes, cuando rara vez pasaba.

-Hoy, los jovenes actores/directores ¿quieren actuar/dirigir o ser «estrellas»?

– Los que trabajan aquí, aman lo que hacen. Donde sea.

-Si tuvieras la chance de hablar con la Norma Montenegro que inauguró el Teatro del Abasto allá en el 2002, ¿qué le dirías? ¿Le darías alguna recomendación?

-Pedí un préstamo y comprá la casita de al lado, pavota, que mañana te hacen un edificio y no vas a poder agregar otra sala. Tenemos la misma locura las dos, que bueno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *