Dios no es argentino pero el Papa, si….

Hace mucho tiempo (1996 y 1997), a la vuelta de un viaje que hice con la mochila al hombro, me encontré con amigos que me preguntaron como me había ido. Les dije “bien” y al toque indagaron «¿Qué se sabía de Argentina?». Les conté el tema de «Argentina? Ah, Maradona!» era materia común por lo que hubo muchas anécdotas al respecto y el Diego me salvó en algunas ocasiones…..


La cuestión es que, en un momento, conté acerca de mis relaciones con la gente de otros países. Una chica inglesa me preguntó por «The Mothers» y otra, oriunda de Israel, me preguntó por «CSM». Cuando les dije lo que les había contado a ellas al respecto, se ofendieron conmigo. «¿Cómo vas a hablar mal de tu país?». Les respondí «El país no tiene la culpa por tener a gente HDP como CSM o que, por una dictadura de mierda, hayan surgido las Madres y las Abuelas -a quienes banco a full-«. Les pregunté «¿Son capaces de defender a un HdP como Astiz, por el simple hecho que sea ‘argentino’?».

El día miércoles 13, hubo un extraño sentimiento de argentinidad al palo en un aspecto en el cual, esa argentinidad no tendría mucha cabida. El cardenal Jorge Bergoglio fue nombrado Papa y su nombre pasó a ser Francisco I. Esto suscitó un remolino mediático, con notas en todos lados, cristiandad a flor de piel asi como hechos que llenan de interrogantes al actual Santo Padre.


Su participación (o no) y su colaboracionismo (o no) dentro de la Dictadura hizo que las redes sociales se llenen de datos y descalificaciones hacia el Papa. Personalmente, no me cae muy bien Bergoglio por sus declaraciones en tanto el matrimonio igualitario y temas en los que la Iglesia sigue pensando como si estuviéramos en el año 1400.

Además, si eventualmente tuvo que ver con la Dictadura, la Justicia lo convocará para que declare al respecto, descontando que el Papa irá a declarar como cualquier “hijo de vecino” (je!) por la causa que fuese citado.


Por otra parte, esto no habilita que se suba cualquier cosa con tal de “pegarle” a Bergoglio. Se han subido fotos en las que Pancho I le estaría dando la hostia a Videla…pero con el aspecto actual. Muchachos, hay un factor llamado “tiempo” y ese pasa para todos, incluida, Su Santidad. Asi que, una foto de Bergoglio con el aspecto “actual” con Videla es, simplemente, ¡¡¡IMPOSIBLE!!! 
Por favor, dejen de repetir como loros algo que no puede ser fundamentado. Porque ustedes (amigos ciber K) están cometiendo el mismo error que le achacan a la “cadena del desánimo”: difundir estupideces que no pueden ser comprobadas, al tiempo que generan un clima de malestar.


Además, cuando acusan de nombrar a un conservador, ¿a quien pensaron que iban a nombrar? ¿a un revolucionario? ¿A alguien que haya seguido los pasos del Padre Carlos Mugica -foto izquierda- o la Teología de la Liberación? Un poco más de visión, por favor!
Ni hablar de tomar en consideración lo dicho por Nicolás Maduro acerca de la influencia chavista en las altas esferas de la divinidad, en diálogo con el Todopoderoso, para designar a un Papa latinoamericano.

Que el Papa sea de San Lorenzo o que le aparezca una antigua “novia” a la que le habría dicho “si con vos no me caso, me hago cura”, son datos simpáticos pero también dan cuenta del escarnio y la búsqueda de la “noticia fácil”, sensible, dejando de lado cualquier tipo de discusión –que la hay-. Hoy sábado, La Nación sacó en primera plana de su página web que el Papa saludó a un hombre ciego que subió al estrado con un perro lazarillo. Una imagen buenísima para construir un perfil “santo” de Francisco I, aunque, llegado el caso, está haciendo lo que le corresponde. Lo verdaderamente revolucionario sería que lleve a cabo su declaración respecto a “Cómo me gustaría una Iglesia pobre y para los pobres”.

 ¿Acaso la gente, el lector, “il poppolo”, lee todo y lo absorbe como una esponja sin discernir que es correcto y que no? O lo que es peor, ¿le interesa separar las diversas cuestiones aunque le tome el duro trabajo de pensar y razonar al respecto, poniendo en duda, creencias y saberes que le fueron inculcados desde temprana edad? Hummm.


Porque ahora una gran cantidad de hijos de Cristo salieron a batir su creencia como si se hubiese ganado el Campeonato Mundial de la Fe, ya que nuestro hijo dilecto, es el que llegó a ese primer puesto tan deseado, ubicando al orgullo argentino donde se merece. Las muestras de efusividad no distan mucho al boom que produjo Sergio “Maravilla” Martinez cuando ganó el  título mundial de boxeo aunque, en el caso de Bergoglio, seguramente será de mayor extensión en el tiempo.

Finalmente, no olvido que fue elegido un Papa oriundo de un país en el cual hay matrimonio igualitario, discusión sobre la Educación Sexual y el aborto. La Iglesia hace lobby sobre estas cuestiones pero no a través de canales como en países como Irán e Israel, donde los religiosos participan en las elecciones a través de partidos políticos (Israel) o es, directamente, un Estado Teocrático (Irán). Aquí, es a través de la manipulación de la culpa ya que, pareciera, que si formasen un partido político, no tendría la misma adhesión que “tras bastidores”.

Para finalizar, dejo una serie de preguntas que siempre asaltaron mi mente.
 

¿Qué tipo de “derechos” puede arrogarse una institución que colaboró con todos los dictadores sudamericanos y genocidas europeos, alejándose de las enseñanzas de Cristo?

– ¿Desde qué lugar puede hablar de sexo y familia, una institución que carece de ambas?


– ¿Por qué el Estado Argentino, siendo laico, debe mantener a esta Institución que responde a intereses propios, que están muy lejos de lo requerido por la comunidad?

– ¿Cuándo va a brindar la Iglesia explicaciones o disculpas por su participación en la Dictadura argentina? Recordemos a gente como Von Wernich.

– ¿Cuándo va a haber juicio y castigo para los curas pedófilos a los cuales la institución cubre vaya uno a saber por qué? -Bien Francisco que dijiste “»No quiero que siga frecuentando esta Basílica”, al ver al cardenal Bernard Law, acusado de haber encubierto a unos 250 curas pederastas entre 1984 y 2002, el periodo en que fue arzobispo de la diócesis de Boston, cuando lo vio en la Basílica de Santa María la Mayor en Roma-.

– ¿Cuándo va a realizar una autocrítica profunda de su participación y/o colaboración  y/o indiferencia en exterminios varios que van desde la Conquista del continente americano hasta los diversos Holocaustos como el armenio, el judío, el de los pueblos originarios y demás etnias y religiones?


Desde el vamos, con actitudes que ha tenido desde hace unos cuantos miles de años, la Iglesia va contra uno de los primeros axiomas que dijo un tal Jesús: “El que esté libre de pecado, que arroje la primera piedra”. La Iglesia ha violado este mandamiento sistemáticamente a través de los años pero como padece de Alzheimer y el “complejo de conciencia limpia” parece que va a seguir haciéndolo aunque eso depende de una sociedad civil, seria, coherente y democrática que defienda los valores de la igualdad y respeto entre todos sus componentes.

Ojala Francisco I logre seguir las enseñanzas de su tocayo de Asis y brinde un marco de igualdad y justicia para todos los creyentes, sin que esto implique avasallar o inmiscuirse en los planos políticos de los Estados, en los cuales la Iglesia no ganó ninguna elección. El respeto (y el aceptar las decisiones que no la “favorecen”) también forma parte de una cualidad “cristiana”, mal que le pese a la Iglesia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *