Miguel Vilanova: «A los Callejeros habría que condenarlos a estudiar música».

Locuaz, verborrágico pero sin levantar su tono de voz, Miguel Vilanova dice lo que piensa de la actualidad de la música argentina,los políticos y sobre Callejeros.

– ¿Cómo te sentís como Don Vilanova y el proyecto ya establecido?
– Bien. Me siento muy bien. Estos últimos tiempos tuve un giro…no se si es un giro o una emergencia (de emerger) imbuida de mucha gratitud. Es más, creo haber explicado que haber cambiado a Don Vilanova de Botafogo, tiene que ver con el agradecimiento. Primero a mi padre, el Don Vilanova original y ahora me siento agradecido. Además surgió dentro de mi, la conciencia y la claridad de lo agradecido que tengo que ser de haber podido vivir como músico, de las experiencias que tuve (muchas, pocas, buenas o malas). He trascurrido estos cuarenta años como músico. Eso tiene que ver con cumplir el sueño de un pibe que miraba de afuera. Que admiraba (y admiro) a Pappo, a Spinetta. Cada vez me siento más orgulloso de haber sido influenciado por Los Gatos y el solo de Pappo en «El rock de la mujer perdida», antes que de Hendrix y B.B.King o el de teclado de Ciro Fogliatta. Y ahora que estoy viejito, lo siento como una cosa hermosa de la vida. Don Vilanova, el disco tiene que ver, me hace pensar, primero, en que tomé una decisión (no se si muchos personajes lo harían de cambiar el nombre artístico) y tomé el desafío de cumplir con todos los objetivos de una persona. Todo desde un modo independiente. Lo hice. Armé una nueva banda, compuse nuevos temas. Hubo gente que me ayudó un montón. Se concretó en un disco, un videoclip, tocar en Cosquin Rock, en Calafate, Comodoro, Rosario, Villa María, Tucuman, Mar del Plata, en varias localidades. El ND Ateneo es como el broche de oro, de haber hecho esa locura. En vez de quedarse en un cajón, en un divague o en ira, se cristalizó en una obra. Los pintores hacen cuadros, nosotros hacemos CD…para que después se lo robe Taringa, pero bueno…

– Ahora sos cantante …
– No me siento cantante. Solo intento que la gente no salga corriendo ni se tape las orejas. Soy un decidor….malo. No soy un Sabina pero quiero decirlo como pueda. Si le sirve a alguien como ejemplo de que hay que tratar de decir las cosas como sean. Me siento un decidor de las cosas que escribo, que tienen que ver con el alma, el mirar hacia adentro y también el mirar hacia fuera por el que hay mucho por hacer. También me ocupo de la alimentación, de la religión, de los átomos, de la fisica cuántica. Cosas que me han pegado a mi, que me introdujeron a la lectura de cosas de las que no tenía ni idea. Cosas que están relacionadas con lo espiritual y lo material, que son dos caras de la misma manera. Pero solo trato de que la gente no salga corriendo, espantada.

– Hace un tiempo, salió una nota a Eric Clapton en la que decía que él se consideraba un correcto cantante pero que no se veía sin la guitarra.
– Ojala yo pudiera decir que soy un correcto cantante! Jajaja pero lo mío es la guitarra. Desde siempre. Pero también es tratar de decir algo…y me equivoco, quizás. Lo próximo que haga seguramente va a decir otra cosa. Dirán «dejen de drogarse», «dejen de estar sacados, no ven que nos están haciendo mierda, que quieren que nos matemos entre nosotros? Dejen de drogarse y emborracharse, hijos de puta. Dejen de mirar la basura que hay en la televisión. Pongámonos a laburar y dejemonos de alcoholizarnos. Hay un país con millones de personas pobrisimas y pibes llenos de ira y de odio. Por eso, matan cuando salen a afanar. No pueden más con el odio que tienen de ver la hipocresía de esta sociedad. Y tienen razón. Ahora yo me siento un pelotudo hablando de lo que hablo porque trato de inspirar una mirada hacia adentro pero el afuera te condiciona. Y es un lio para mi porque he leído que lo de afuera es como lo de adentro y que lo de arriba es como lo de abajo. Por eso, estoy horrorizado porque si lo de adentro es como lo de afuera en este pedacito de Pachamama que me tocó…veo a los pueblos originarios hechos mierda. Y la política es un devaneo de cosas, de poderes y de imitar a no se quien y la gente se muere de hambre. Además con el genocidio que hubo. Nosotros hablamos de los nazis y de los turcos pero nadie habla de lo que pasó a los pueblos originarios. ¿A quien carajo le importa que le pasó a unos indios de mierda, borrachos y que no querían trabajar? Todo eso que nos dijeron durante un montón de años.

– La historia oficial.
– Entonces nunca vamos a ser felices hasta que no reparemos el daño que se hizo en esta tierra. Lo cual es muy fácil: devolviendo las tierras usurpadas a los pueblos originarios. Construírles ciudades con hospitales, escuelas, universidades, puertos o aeropuertos. Esa es nuestra sombra. No importa cuantos peronistas o radicales pasen o militares. Pero hasta que no haya nadie que repare lo que se le hizo a los pueblos originarios, no vamos a ser felices. Nunca más. Entonces hasta que no haya comisiones de pueblos originarios, perennes, en el Congreso de la Nación, con voz y voto y que ellos mismos elijan sus representantes, no vamos a ser felices. No va a haber nunca nada. Entonces yo me siento un boludo diciendo lo que digo porque lo que habría que estar diciendo ahora es: Argentinos, sobre todos los jóvenes de 14 a 30 años, despierten. No se droguen más. No caigan en la trampa. No se peleen más en la calle. No le den más de comer a estos hijos de puta. Lean libros, tiren la televisión por la ventana como hizo Charly. Cojan y aprendan a coger. Aprendan a hacer el amor con un hombre o una mujer. Aprendan a comer. Eso es lo que me gustaría decir.

– Esto que decís implica un movimiento y después todo el mundo no hace nada…
– Ese es un plan que se cumple poco a poco. El plan es que estemos aletargados, alcoholizados, estupidizados con la televisión, los noticieros, los culos, las tetas, el caño, el chusmerio, el fútbol gratis. Todas son herramientas maquiavélicamente pensadas para obtener el resultado que tenemos: 500.000 pibes que no trabajan ni estudian, que hablan con 50 palabras y apenas si saben leer o escribir. Tienen bronca porque su abuelo no tuvo la oportunidad de comprarse una casa o estudiar y siempre estuvo carboneando o viviendo de changa en changa, calentando la casa con querosene. Y los peronistas siguen hablando, los radicales siguen hablando y siendo cómplices de la corrupción. Es un enorme quilombo. Si en este momento no tuviese una guitarra en la mano, tendría un fierro e iría a buscar a uno por uno de estos hijos de puta. Como un ninja negro maldito y llenaría una bolsa con las cabezas de estos hijos de puta. Pero lo hago con una guitarra, un lapiz y una voz –mala-.

– A los de Taringa también los agarrarías?
– Los pasaría por las armas. Habría que prohibirlo. No se que esperan las instituciones como SADAIC, Sadem, AADI, Capif, para cerrar esos sitios. Si no, hagamos todo gratis. Vendé tu revista gratis, que los boliches no cobren, tampoco las bebidas, las drogas. Que la policía no cobre sueldo, que las discográficas regalen los discos, que los fabricantes de discos les regalen los discos a los de las discográficas. Que los diseños de las tapas sean gratis. Hagamos que todo sea gratis. No paguemos ni gas ni luz ni nada. Que la verdulería te regale la verdura y listo.

– Veo que es algo que realmente te molesta…
– Si. Por ejemplo, la plata que me gano en la ruta, cuando dejo mi osamenta en las camionetas, comiendo basura y parando en cualquier lugar (no siempre, porque ahora las producciones te cuidan mucho), dejás los huesos, el sueño…yo saco plata de las clases que doy de guitarra para hacer un disco que, a la hora, está en Taringa. La gente que se baja los discos de Taringa, tiene la misma conciencia que una hormiga. Porque vamos a plantearle a esta gente de hacer lo mismo con sus sueldos, el sueldo de su familia y demás, a ver que te pasaría a vos. Me parece injusto y me da a sospechar que hay una gran complicidad. El que calla, otorga. «Pero es imposible una cuestión virtual…». No, ninguna cosa virtual, viejo. Acá hay cables, señales que viajan por el espacio al satélite y bajan a un lugar con gente. Esto de que es virtual es mentira.

– También se dice que el disco sale mucha plata….
– Puede ser que en ese sentido, tenga razón. Que un CD valga 3 centavos para una empresa y que después salga $ 40, de los cuales 20 se queda Musimundo, solamente por poner un tipo, que agarra una caja del depósito y lo coloca en la batea. Por eso, cobra la mitad. Eso sin contar que el empleado tiene un sueldo de mierda y toda la ley de Flexibilización laboral…hablando de estar dormidos y aletargados. Esto lo digo mucho a los pibes en vivo aunque ahora hace mucho que no hablo de esto porque nadie se acuerda. En Francia, las leyes de flexibilización laboral las paró el estudiantado de las universidades y colegios secundarios. La paró y la hizo modificar. Esto fue hace un par de años. En varios shows preguntaba «alguien sabe que es la ley de flexibilización laboral?» y una vez, un pibe dijo «es una ley que hizo Menem para que haya más trabajo» y es justamente todo lo contrario!!! Y todos los derechos que fueron con Perón y Evita, la CGT se cagó en la lucha obrera y la gente que murió por eso, y le dio para adelante. Hoy por hoy, que nos llenamos la boca de hablando de democracia y demás, seguimos con la ley de flexibilización laboral. Todos somos empleados de Mc Donald’s: a los tres meses te echan y hacete cargo! Quieren quiere modificar la ley? Moyano? No. Entonces por eso quieren que estemos dormidos, aletargados, duros de merca, que nos caguemos a trompadas entre nosotros. Que haya bronca todo el tiempo, el negro con el concheto y así. El plan fue el de toda la vida: divide y reinarás, a rio revuelto, ganancia de pescadores.

– ¿Que inquietudes te traen tus alumnos a nivel musical? ¿Son curiosos o más tranqui?
– Veo curiosidad y que también se siguen emocionando con un punteo de Hendrix, Clapton, B.B.King, Freddie King, Vaughan o el que sea. Hoy se aprende más rápido y directo. No es como la enseñanza antigua. También hay chicos más grandes, que piensan que empezaron más de grande o tarde, la búsqueda de estar contento de tocar con los amigos un sábado y hacer que alguien se emocione y disfrutarlo…además, el estudio tiene una cosa medio zen, de que cuando vos ponés a trabajar el cerebro en determinada cosa como un instrumento o música, hace que tu alma mejore. Hay algo espiritual y una remoción de detergente y lavandina. Tengo gente grande que jamás imaginó…por ejemplo, tengo un alumno-amigo, Jorge. El tipo era cinturón negro, karateca y trabajaba en una metalúrgica. Imaginate las manos que tenía este hombre. Eran garrotes. Empezó, empezó y así le compuso un tema a Pappo, sale con los amigos a tocar, hizo sus banditas y shows, canta, toca, compone y hace los punteos. Y empezó de cero. Para este muchacho, terminar de laburar y venir acá un par de horas a tocar y ver como sacar algunas cositas, algún arreglo y desmitificar cosas….algunos vienen acá y me ven como Hércules y después se dan cuenta que soy un liliputiense. No hace falta ser Hércules en la música. Un liliputiense puede ser músico, emocionarse y emocionar a otros, ser felíz y cumplir un sueño.

– ¿Qué estas escuchando ahora?
– No estoy escuchando mucho pero lo que más me gusta es…siempre escucho blues viejo y me gusta la música tradicional de la India. Escuchar sitares…

– Ravi shankar…?
– No…me gusta más Ali Khan, tipos que son desconocidos. Me gusta dormir y siestear con esto. También Miles Davis. Tengo uno solo de Miles que es «baladas de amor» y lo pongo cientos de veces. Pero básicamente eso. Ahora los alumnos siempre te traen cosas. Un link de You Tube para que veas a no se que monito. Es maravilloso.

– Descubriste alguno en particular? Ahora está más de moda los White Stripes por un lado o Keb Mo, por otro…
– John Mayer está haciendo algo interesante al meter al mundo pop. Están las minitas que les gusta gritar porque ven un lindo guachín a las que les mete solos de blues con una Stratocaster al palo. Eso está bueno! Me gusta mucho Corey Harris, Pura Fe. A través de los alumnos, y antes, cuando vivía con mi hijo Andrecito Vilanova, me hacía escuchar cosas que jamás hubiese escuchado.

– Si te pregunto por un personaje que ha revolucionado el ambiente musical, como es el señor Pomelo, que me decís?
– Jaja Me parece genial Capusotto. Es un enviado, como Jesús o Buda. Es un gurú de la risa. Además es una risa…diferente a la de Tinelli. Mirá lo que somos nosotros. Riamonos un cacho. Viste que después reírte mucho, hay un estado de relax? Bueno, en ese estado, pensá acerca de lo que te reíste y de lo que representa simbólicamente. Lo de Pomelo me parece genial.

– Y la frase «tres acordes y a cobrar a Sadaic», como la ves?
– Es una realidad. Pero, ojalá fuera así. Tres acordes tiene el blues, el rock and roll. «Cocaine» tiene dos y hay temas de John Lee Hooker que tienen uno. Ojala se cumpliera que alguien que toque tres acordes pudiese ir a cobrar a Sadaic. Hoy por hoy, conozco gente talentosisima que te hacen cosas maravillosas con dos acordes pero no pueden entrar a Sadaic a cobrar porque tienen que tener un disco editado «formalmente» por alguna empresa «reconocida», que tenga reconocimiento en la Afip, Ansses, etc. Entonces no hay muchos pibes que puedan poner su obra y cobrar en Sadaic porque tiene que haber la posibilidad de que su disco se pase por la radio (que no la hay. Se pasan 50 grupos norteamericanos y 5 argentinos). Hay un embudo porque aquél que no pertenece a una parte de la corporación y no tiene a la multinacional detrás que le ponga el disco en radio y tele, no hay forma de cobrar en Sadaic por más que tengas 48 acordes por compás.

– ¿Qué opinas de lo ocurrido en Cromañon?
– Cuantos jueces había en el juicio? Tres? Entonces faltaron 39,999.997 jueces. Es muy curioso además porque lo que nos pasó, haya ocurrido en un lugar llamado Cromañon. Por qué lo digo? Porque son los vestigios más antiguos de la humanidad., que siempre fueron cagados a palos por los neandertales, hasta que encuentran el fuego y se dan cuenta que daña y los prendieron fuego. Fijate lo que nos pasó en este lugar llamado Cromañon. No se si era una ironía de Chaban por como nos trataba (o al público de rock, al que él estaba acostumbrado a recibir) como cromañones, seres inferiores. Es muy curioso que nos pase esto cuando nuestros políticos nos toman así, como seres inferiores. Tinell nos consideró eso, Sofovich nos consideró eso, Olmedo nos consideró eso. Perón, Yrigoyen, Sarmiento, Roca, toda la milicada y la Iglesia argentina nos considera cromañones. El judaísmo, los musulmanes y todas las religiones organizadas necesitan cromañones para existir. Los planes de educación con escuelas tan miserables, sin luz ni gas, es porque nos ven como Cromañones. Es más, tuvimos presidentes con aspecto de mono y otro que era autista. Sabías que Seineldin se murió en una reunión….vos sabés con quien estaba? Con Rodriguez Saa. Nadie habla de esto. Seineldin se cayó delante de Rodriguez Saa…pum. Por qué Rodriguez Saa habla con Seineldin, con un golpista? Cromañon es el grano que explota y la pus que sale pero orgánicamente el grano salió por muchos motivos. Ahí faltan muchos culpables o responsables. Es una pena enorme. Además, ahora interviene una cosa mía subjetiva, cabrona, chismosa mía que no puedo evitar. Los productores, las radios apoyan basura. Si hubiera sido juez, a los Callejeros los hubiera condenado a ir a estudiar música. Para empezar, no? Que hagan los quince años de Conservatorio y que lo terminen. Estamos? Ok. Los productores producen basura. Eso no tiene ningún valor musical. Todos estos Pomelo que andan por la vida diciéndole a la gente «Fuma paco. Mira que reventado que soy y mirá que bien que me va, como garcho y demás.. como salgo en la tele, gano premios» y tienen la misma conciencia que un bicho bolita. A estos pibes hay que pararles el carro aunque la vida se va a encargar de pararselos. Hay muchos de estos Pomelos, se suben al escenario y van con guardia de seguridad mientras que B.B.King le firmaba autógrafos en Obras a toda la gente. Se suben al escenario y hablan «que reventado que soy» y en las casas tienen símbolos nazis. Los vi yo y mandan a los hijos a colegios de cura. De que lado estás ¿Te subís al escenario a decir «que reventado que soy» y mandás a tus pibes a un colegio de curas? Además tenés símbolos nazis. Esto es algo que ustedes, los periodistas de rock, deberían profundizar mucho porque hay mucho neonazi millonario, que le vende los discos a nuestros pibes y llenan estadios y son nazis. Tendríamos que ser sinceros y sacarnos la careta. El otro día vi un show en Obras, no se de quien era, pero había tiras rojas con circulo blanco y una X, que es la base de una svástica. ¿Por qué no vamos a preguntar, ¿por qué ponés ese símbolo?

– Y ahí empieza la gran discusión. Pero los chicos…vos hablabas de los Pomelo. Tienen una gran masa de seguidores. Cuando era chico, te veía a vos y a Pappo, pero ahora quieran que sea una figurita intercambiable….
– Cuando lo vi a Pappo, en el 69, vi a un tipo igual que yo porque era un tipo de barrio. Que el papá lo traía en su camioneta.

– Pero no tocaba lo mismo que el de arriba.
– Si. Es así. Después está el karma de haber futbolizado todo. Recuerdo haber leído una nota de no se que periodista que hablaba de esto. Nos hacemos amigos de los pibes de la hinchada, los invitamos a los shows, entonces los dueños de los boliches ven que esto va creciendo y así una discográfica nos da bola. Los grupos de rock se vuelven locos porque las hinchadas les cante los temas. Y se llevaron las bengalas, y las banderas.

– Esto tiene que ver con que le pasó a este grupo en particular y no a otro? No hablo de convocatorias sino más de edad…
– La edad siempre tiene que ver porque tendría que haber una madurez no solo artística sino también como hombre…como persona, que por ahí, como dicen Capussotto, tocan tres acordes, cobran en Sadaic, reportaje de acá, de allá, la gente los para y «grosso», «capo» y si te la crees, fuiste. Y también esta esa cosa de nivelar para abajo, antispinetteana, pero ahí tenés Callejeros vende 15000 entradas y Spinetta, 2000. Y Spinetta tiene que pensar si hace un Gran Rex y no puede hacer un River…

– Hablando de eso, con amigos veíamos que se vuelve hacia teatros como Fito que lo más grande que hizo fue un Luna.
– Lo que pasa es que la idea de la sociedad es achicarse. Los Callejeros colaboraron un montón a que la gente piense eso. Todavía te siguen preguntando «De que trabajás?». Y la misma comunidad de músicos y profesores sigue hablando del blues y el rock como música foranea. Imagino que hablarán de Plutón o Júpiter porque el tango, la música argentina por excelencia, es una copia de la música clásica europea. El contrapunto viene de Europa así como las cuerdas. La armonía viene de un concepto europeo occidental blanco. El 6×8 por suerte viene de África, que es nuestro folklore. El valsecito criollo, donde nació el vals? En la Paternal? No, nació en Viena. Pero el valsecito criollo es música argentina y el blues no, que lo toca Oscar Alemán desde los años 40 pero es música foránea. En Avellaneda hacen un conservatorio y hay folklore, tango y jazz, pero el blues, ni el rock no están. No existió Moris o Spinetta? Todavía estamos estudiando los textos de Caruli, que está muerto hace 500 años y no le preguntamos a Spinetta como compuso «Muchacha, ojos de papel»? no ves que estamos locos? Hay una infravaloración y muchos grupos colaboran, como Callejeros, que son malísimos. Personalmente, en los grandes eventos, no la paso bien. Es un quilombo entrar, es un quilombo salir, no veo bien, no escucho bien, me pueden chorear, me puede ver la barrita de no se quien a la que no le caigo bien vaya uno a saber por que motivo. Entonces no voy ni aunque baje Jesucristo. Creo que a mucha gente le pasa lo mismo.

– Si por esta puerta entrase el pequeño Miguel, que a los 12 años tenía su primera guitarra, ¿qué le dirías?
– Que se la crea más y que lo que hace es valioso (aunque te vayan a ver tres) y que le de para adelante. Más allá de cualquier conflicto o vicisitudes, hay una magia en la música que tiene que ver con la vida misma. Que toda la magia está distribuida en todo el universo y provoca vibraciones sonoras.

– ¿Le darías algún consejo?
– Si tengo que ser sincero y manteniendo el espíritu de esta charla le diría «largá la guitarra y convertite en el comandante en jefe de la Argentina» porque lo que va a pasar no está bueno. Me gustaría haber sido el Fidel Castro de la Argentina. Sin ninguna duda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *